Paciente de 42 años, de profesión limpiadora, que se había caído y le dolía el codo y la cadera izquierda. Su diagnóstico tras los estudios radiológicos y clínicos fue de contusión, no causó baja.

MEDICINA BASADA EN LA EVIDENCIA

Al mes acudió nuevamente con dolor en la muñeca del lado donde se había dado el golpe y que le impedía trabajar. Se le hicieron todo tipo de pruebas de la muñeca siendo negativas, pero el dolor incapacitante hizo que le pidiera una radiografía de codo y se diagnosticó una fractura del cuello del radio, que se había pasado por alto en la primera urgencia.

Tratado en sesión clínica y se plantearon tres opciones: extirpación de la cabeza radial, extirpación y sustitución por una prótesis o tratamiento con Ondas de Choque. En dicha sesión se decidió que el tratamiento fuese con Ondas de Choque, y dicho tratamiento se me encomendó. Conocí la máquina, su aplicación y tras una breve instrucción práctica, comenzamos el tratamiento. Se dieron tres sesiones, una mensual, con anestesia regional endovenosa, y se realizaron estudios radiológicos de control

 

 

Tras el tratamiento la fractura consolidó, y causó alta sin ningún tipo de secuela.

Cuando una técnica efectiva, no invasiva, con buenos resultados, es valorada de una forma inadecuada, se trasforma lo que es un éxito terapéutico en un fracaso de gestión, que nos afecta a todos.

El tratamiento siempre tiene que ser aplicado por un facultativo fundamentalmente en las OC focales, no basta con prescribirlas es necesario tener un conocimiento práctico.

 

Los diversos estudios que se han realizado, ponen de manifiesto la realidad clínica que no podemos negar, y es lo que conocemos como “MEDICINA BASADA EN LA EVIDENCIA” (MBE).

CONCLUSIÓN.

Con las O.C. Conseguimos:

  • Aumentar el estado de Salud.
  • Disminuir:
    • La I.T.
    • El grado de Incapacidad.
    • Las Indemnizaciones.