ADVERTENCIA: Las imágenes contenidas en este articulo pueden herir la sensibilidad del visitante NO sanitario.

Se trata de un paciente que jugando al futbol sufre una patada en la pierna izquierda, evoluciona a un síndrome compartimental, teniendo que realizar fasciotomia amplia. Posteriormente no se puede cerrar la piel de la fasciotomia y se le practicaron injertos que fracasan e infecciones nosocomiales.

En este caso como en otros, nos llama la atención que por tratar de realizar una cobertura dilatada en el tiempo se producen rigideces articulares, concretamente en dedos del pie y tobillo. Insistimos en que siempre es necesario realizar la cobertura conservando la MOVILIDAD.

Cuando el paciente acude, presenta perdida de substancia en cara interna y externa de la pierna, así como en talón.

 

A la cuarta sesión el aspecto es…